Artículo de Muriel Altunaga, Head of Workplace de CBRE España

 

Alerta a propietarios, los espacios de trabajo están cambiando y la expectativa sobre los edificios de oficinas en arrendamiento también.

La tecnología, la movilidad en el acceso a los datos, las nuevas preocupaciones y prioridades de los trabajadores, las nuevas necesidades de negocio, donde se combinan el control de gastos  y un nuevo estilo de  liderazgo,  van conformando los nuevos requerimientos  de los espacios corporativos.

Datos, datos y más datos

El gran desarrollo de la tecnología y de la gestión de la información ha impactado, entre otros, en una  movilidad nunca antes vista de los trabajadores. Por un lado, están los soportes tecnológicos que facilita realizar tareas en similares condiciones, desde una tablet hasta un teléfono móvil.  España se sitúa en el puesto líder en uso de datos en dispositivos móviles con un 85% del tráfico procedente por parte de smartphones y tablets, según Zenith. Las empresas están invirtiendo cada vez más en tecnología y en localización de datos. Por otro lado, está la hiper-conectividad que afecta a todos los sectores y se manifiesta en un incremento exponencial de los requerimientos tecnológicos  de los espacios corporativos.

Empleado feliz es más rentable

Por otro lado, en la sociedad del conocimiento, tener a los mejores empleados comprometidos con el trabajo y aportando lo mejor de sí es la garantía de progreso.  Las empresas utilizan cada vez más recursos e ideas creativas para conseguir que sus empleados sean más felices y se sientan mejor en las oficinas. De hecho la calidad de las instalaciones, las prestaciones sociales y el buen ambiente laboral son un elemento de valor a la hora de atraer el mejor talento a las empresas. Empresas como Google tiene como leitmotiv Empledo feliz es más rentable.

Necesidad de nuevos espacios

El estilo de liderazgo está cambiando, se está moviendo del perfil de directivo visionario al de líder transformacional, cuya labor de gestor de equipo tiende a nutrirse de los conocimientos y contribuciones de los miembros de su equipo. Se están implementando nuevas formas del trabajo que demandan otros tipos de espacios, incrementándose la proporción de  opciones de valor añadido sobre los espacios de trabajo tipo. Las empresas están introduciendo también nuevas ofertas de espacios como pueden ser las salas de creatividad, más facilidades para comedor o salas de proyectos. La preocupación de los empleados por una vida más sana, más plena emocionalmente y más equilibrada ha influido en la implementación de servicios como equipamiento que integra varias posiciones de puestos, espacios para promover el ejercicio físico como salas de gym o duchas.

Te puede interesar también:
Tres tendencias de Workplace que redefinirán los espacios de oficinas

Y… ¿Qué cómo afecta todo esto a los propietarios?

Los propietarios pueden ofrecer un servicio diferenciador, que incremente el atractivo de sus edificios en el mercado. Ahora tienen la oportunidad, desde el conocimiento de las necesidades de los inquilinos, de ofrecer nuevas opciones que complementen las necesidades de los espacios de oficinas. Ya se están observando algunos ejemplos en el mercado local pero los edificios que ofrezcan al inquilino nuevas opciones que permitan a las compañías posicionarse en una oferta de mayor calidad en cuanto a su espacio de trabajo es claramente ganador.

Más allá de la conversación sobre localización y estética, un propietario que ayude a que la oferta de espacios de oficinas se complementen con algunos servicios complementarios (desde restauración, gym, auditorium o zonas de conserjería) es un claro ganador en un terreno tan competitivo como es el inmobiliario

Alerta, propietarios: Se buscan nuevos espacios de trabajo
5 (100%) 1 voto