Almacenar la energía en el hogar: una alternativa de autoabastecimiento