Artículo de Nacho Palou, Microsiervos

 

El sistema de “aparcamientos inteligentes” desarrollado por investigadores de Cambridge Consultants utiliza la inteligencia artificial para monitorizar el uso y la ocupación de las plazas de aparcamiento, tanto en aparcamientos como en la calle. El objetivo es proporcionar a los conductores información de qué plazas están libres y dónde se localizan.

El sistema, llamado Goldeneye, utiliza sistemas de reconocimiento de imágenes y de visión artificial. De este modo, no hay necesidad de instalar sensores individuales en cada plaza, algo que no es factible, por ejemplo, en la mayoría de los espacios para aparcar en la calle. En cambio, funciona mediante algoritmos informáticos a través de las cámaras de seguridad. Esto facilita y abarata su adopción en todo tipo de espacios de aparcamiento, tanto públicos como privados. Goldeneye ha sido entrenado en diferentes condiciones de luz, de día y de noche, y en distintas situaciones meteorológicas. Puede reconocer los vehículos y detectar si una plaza de aparcamiento está libre u ocupada en casi cualquier circunstancia, e incluso calcular si un espacio tiene el tamaño adecuado para contar como plaza de aparcamiento.

Según Cambridge Consultants encontrar plaza de aparcamiento puede llevar de promedio 20 minutos, lo que significa que los conductores llegan a acumular “miles de horas” perdidas a lo largo de su vida buscando dónde aparcar. “Además del coste económico por el tiempo perdido, buscar aparcamiento también contribuye a la contaminación del aire y a la congestión de las calles”, explican.

El sistema puede incorporarse al flujo de datos que utilizan las ciudades inteligentes: permite calcular el espacio promedio que ocupan los coches, el tiempo promedio que permanecen aparcados en una zona (lo que a su vez permite anticipar cambios en el aparcamiento), monitorizar de qué manera fluye el tráfico o conocer cómo optimizar o mejorar la organización o las infraestructuras en diferentes zonas.

Te puede interesar también:
A quién pertenecen los datos que generan las smart cities

Los desarrolladores de Goldeneye consideran que su sistema de visión artificial podría permitir asignar de forma anticipada y organizada plazas libres a los conductores que buscan aparcamiento, de tal modo que puedan ir directamente al lugar asignado sin dar vueltas ni circular distraídos o pendientes de encontrar dónde aparcar. También permitiría solicitar de forma anticipada, a través de una aplicación, una plaza en una zona concreta según su destino. Incluso sería posible desarrollar un sistema de pago automático conectando Goldeneye a un sistema para el reconocimiento de matrículas.

Foto | Cambridge Consultants.

Otras entradas de Microsiervos

A qué aspiran quienes utilizan un “tercer lugar de trabajo”
Ciudades del futuro a medida de las grandes corporaciones
La importancia de la salud y del bienestar en el desarrollo urbano sostenible
 

Valora este post