Artículo de Álvaro Ibáñez, Microsiervos

Un nuevo libro de Michael Webb, titulado Building Community: New Apartment Architecture explora algunas de las tendencias en los edificios de apartamentos, un tipo de construcción contemporánea cada vez más popular en las ciudades en las que hay que aprovechar cada metro cuadrado al máximo posible, pero al mismo tiempo hacer de las viviendas construidas espacios rentables.

 

Building Community

 

El libro plantea que, entre otras cosas, y frente a las limitaciones económicas y de espacio para construir, el mejor arma ha sido en las últimas décadas la creatividad. Algo que comenzó a aplicarse, tal y como cuenta el libro en la introducción, ya a principios del siglo XX, en la época de arquitectos como Auguste Perret, Henri Sauvage y Le Corbusier, pero que en la actualidad cuenta con más posibilidades gracias a los nuevos materiales, técnicas de construcción y posibilidades del mundo moderno.

Las espectaculares fotografías e historias de este lujoso volumen están centradas en algo más de 30 ejemplos prácticos de construcciones modernas en las que la innovación y la “creación de comunidad” son un factor importante. Acerca de cada caso práctico se explican las limitaciones a las que se enfrentaban los responsables de los proyectos y cómo consiguieron solventarlas. Algo que pueden apreciar tanto los profesionales como los diseñadores de interiores, pero también el público en general.

 

The Wave / www.boelgenvejle.dk

 

Uno de los ejemplos es el edificio residencial The Wave (La ola) en Vejle, Dinamarca, en el que 14.000 m2 albergan 115 apartamentos de lujo, diseñados por Henning Larsen Architects, con el aspecto exterior de una ola –todos ellos con sus terrazas, grandes ventanales y vistas a un estanque.

Te puede interesar también:
Las Ramblas: Nuevo destino comercial

 

Building Community: New Apartment Architecture / Michael Webb

 

Otro fantástico ejemplo es The Interlace (El entrelazado), uno de los más ambiciosos proyectos residenciales de Singapur, en el que se trabajó entre 2007 y 2013. Se trata de 30 edificios de seis plantas, con forma de “bloques” que se entrelazan unos con otros alrededor de ocho parques centrales –casi como piezas de un juego de construcción. En total son 170.000 m2 sobre 8 hectáreas: ni más ni menos que 1.040 apartamentos, desde los de una sola habitación hasta los más lujosos áticos.

En todos los casos el autor ha puesto especial énfasis en “la forma en que estos grandes edificios enriquecen la vida de los residentes de la ciudad y el entorno urbano en que se sitúan”.

Últimas entradas de Microsiervos

Una casa prefabricada para instalar en cualquier lugar
La habitación que carga el móvil sin sacarlo del bolsillo
Las oficinas de las series de TV, recreadas en 3D

 

La arquitectura de los apartamentos más modernos
5 (100%) 1 voto