Artículo en inglés en Blue Print de CBRE

 

En el centro de Londres, París, Madrid, Ámsterdam o Barcelona, hogar de las oficinas de muchas de las empresas más poderosas del mundo, disfrutar de las comodidades y servicios adecuados en la oficina puede resultar un lujo necesario para aquellos usuarios cuyos empleados pasan todo el día trabajando en sus edificios.

Las empresas, especialmente las del sector tecnológico, están empezando a contratar a personas con experiencia en el sector hotelero y en atención al cliente que pueden aportar una experiencia de alto nivel en el lugar de trabajo.

Imagínate que te traen la ropa de la tintorería, te reservan tu próximo vuelo e incluso te organizan el cuidado de tu hijo sin necesidad de levantarte del escritorio. Te presentamos los servicios a profesionales en el lugar de trabajo, que lleva las ventajas de la oficina a otro nivel.

En esta tendencia emergente, propietarios y empresas ofrecen servicios de conserjería propios de hoteles para ayudar a los trabajadores a conciliar su vida laboral y personal. Por ejemplo, según un artículo del Financial Times publicado en 2013, un alto ejecutivo de una empresa energética ubicada en un edificio de oficinas de Londres pudo reservar entradas para el Gran Premio de Bélgica a través del servicio de conserjería del inmueble. Con trabajadores en la oficina durante todo el día (y a veces también por la noche), un equipo de office management profesionalizado puede suponer un cambio radical, dado que puede gestionar de forma integral y eficiente un ilimitado número de tareas cotidianas pero importantes, como el arreglo del coche o recados varios.

 

“TAKE IT EASY” Y DEJA QUE TE FACILITEN LA VIDA (EN LA OFICINA)

Los servicios más habituales pueden ir desde la tintorería, la planificación de viajes o el cuidado de los niños hasta la organización de cenas o llevar el coche a que le cambien el aceite. Aunque algunas de estas funciones pueden parecer superficiales a simple vista, su objetivo es ayudar a los propietarios y a las empresas a hacer la vida diaria de empleados, arrendatarios y visitantes más fácil y eficiente.

“Los propietarios, sobre todo, están yendo mucho más allá de lo que hemos visto hasta ahora. A fin de atraer inquilinos, su oferta de servicios es cada vez más potente. Si necesitas un regalo para una fiesta de cumpleaños, tienen gente que podrá comprarlo en tu lugar”, dice Stricker. 

Prestar estos servicios en la oficina puede mejorar notablemente la satisfacción global de los empleados. Según la encuesta sobre prestaciones realizada en 2014 por la Society for Human Resource Management, el 3 % de las empresas ofrecía servicios a sus empleados, cuyo coste oscila entre 3 y 8 dólares por empleado y mes. Además de mejorar la conciliación laboral de los trabajadores, estos servicios pueden reducir la rotación de personal. Bronson Healthcare Group, una empresa de asistencia sanitaria de Michigan, registró un descenso del 54 % en la rotación total de los profesionales tres años después de haber puesto en marcha este tipo de servicios en la oficina.

Te puede interesar también:
¿Cómo evolucionará el sector inmobiliario español en 2017?

 

LA IMPORTANCIA DE LA EXPERIENCIA DEL EMPLEADO Y DEL CLIENTE

Actualmente conviven existen dos enfoques totalmente distintos: Algunas empresas se centran en la gestión de costes, mientras que otras hacen hincapié en que empleados y clientes disfruten de la mejor experiencia posible.

La recepción  de las oficinas supone una oportunidad sin igual para hacer gala de la tecnología, productos y procesos innovadores de la empresa y de sus empleados.

“Nos dimos cuenta de que algunas empresas se centran más en la gestión de gastos, y que por eso aprovechan los avances tecnológicos: para que la experiencia dependa menos de una sola persona”, dice Stricker. “Su experiencia está más orientada a la comodidad y a la velocidad”.

En el otro extremo están las empresas que ponen el acento en garantizar que empleados y clientes reciban la mejor experiencia posible. En el sector tecnológico, donde existe una gran demanda de trabajadores cualificados, ofrecer este tipo de experiencia puede ser clave para atraer y retener el talento. Influye a todo el mundo, desde los profesionales externos que acuden a reuniones de ventas o a entrevistas, hasta los propios empleados y clientes que visitan la oficina. Las empresas quieren que disfruten de una experiencia superior y altamente tecnológica, y la recepción es la primera oportunidad para ofrecer esa experiencia.

La combinación de la tecnología de la empresa y los servicios de conserjería ayuda causar una buena impresión desde el momento en el que se entra en el edificio.

 

Valora este post