El avance del comercio electrónico ha llevado a una búsqueda de mayor rapidez y eficiencia en la entrega de pedidos. Ello está propiciando cambios en los procesos en toda la cadena de distribución, desde las naves logísticas hasta la entrega del producto en la última milla. En este contexto, la tecnología aparece como un aliado. El informe “La logística del e-commerce” de CBRE, analiza en detalle cómo el Big Data y otras tecnologías puede atraer importantes beneficios al sector logístico.

El sector logístico genera una gran cantidad de datos que pueden ser explotados usando tecnología como la del Big Data. Su aplicación supondrá una auténtica transformación mejorando la eficiencia en los procesos dentro de la cadena de suministro.

ORIGEN DE LOS DATOS

¿De dónde vienen los datos del sector logístico? Los datos pueden venir de diversas fuentes dentro de la cadena de suministro. Esto supone una dificultad adicional a la hora de recogerlos e interpretarlos. Estas fuentes pueden ser:

  • Datos relacionados con el estado de circulación de los vehículos y sistemas de operaciones.
  • Satos relacionados con variables económicas.
  • Comportamiento de los clientes a través del número de clicks y el éxito en los procesos de compra.
  • La recopilación de las opiniones de los usuarios en entornos online.

BENEFICIOS DEL BIG DATA PARA EL SECTOR LOGÍSTICO

La monitorización de todos estos datos y la aplicación del Big Data conllevaría a una serie de desarrollos e implicaciones dentro del sector logístico claros:

  • Mayor eficacia operativa con una mayor visibilidad y control sobre la cadena de suministro, los activos y el personal. Esto mejoraría la calidad y rapidez en los procesos de distribución.
  • Mayor y mejor visión sobre el tipo y el comportamiento del consumidor.
  • Análisis predictivos para mitigar las posibles interrupciones en la cadena de suministro.
  • Identificación de tendencias y nuevas oportunidades de negocio.

Para que todo este proceso de recogida de datos tenga el éxito deseado hay que garantizar el acceso y la trasparencia en la recogida de datos, la privacidad, así como la calidad y su fiabilidad.

Algunas empresas ya han liderado el camino en la recopilación de datos. Es es el caso de Google, Amazon o E-Bay. También se han empezado a identificar  los primeros movimientos en empresas del sector logístico. No obstante, queda mucho camino por recorrer, ya que el sector logístico se encuentra en una fase incipiente en la que solo una mínima parte de los datos son analizados, y buena parte de ellos son de origen desconocido.

Te puede interesar también:
Asiáticos y Latinoamericanos lideran el mercado de compras tax-free en España

BLOCKCHAIN

En la misma línea de gestión de datos, una nueva tecnología que empieza a tener impacto en el sector es Blockchain. Se trata de un sistema abierto de registros de operaciones altamente encriptados, que pueden ser visualizados por todos los integrantes de la cadena de suministro, a través de bases de datos compartidas y protegidas.

El Blockchain permitiría realizar transacciones seguras directamente entre las partes, con el apoyo de máquinas y algoritmos.

Esta tecnología tendrá un gran impacto en áreas como la propia gestión logística, el reparto de última milla, el comercio internacional, los servicios postales y el transporte de mercancías a través de cualquier modo de transporte.

¿Quieres saber más? Accede al infome “La logística del e-commerce” de CBRE, que analiza en detalle cómo el Big Data y otras tecnologías puede atraer importantes beneficios al sector logístico.

Valora este post