¿Influye la “vuelta al cole” en la elección de vivienda?