Leer artículo completo en inglés en Blue Print de CBRE

 

Antes de que las redes sociales se popularizaran, lo primero que hacían los comensales cuando su plato aterrizaba en la mesa era probarlo. Hoy, muchos clientes esperan hasta haber sacado la foto perfecta del plato para compartirlo en sus perfiles sociales.

Las redes sociales son omnipresentes y han transformado prácticamente todos los aspectos de nuestras vidas, incluido el mundo físico que nos rodea. De restaurantes a experiencias pop-up, muchos promotores, marcas y organizaciones están tomando nota y reimaginando sus espacios a través del enfoque de Instagram, Snapchat y Twitter. Así, crean entornos que animan y permiten a los consumidores subir, publicar y compartir sus perspectivas personales respecto a un evento o experiencia determinados.

El diseño y la estética de una marca son elementos cruciales a la hora de atraer consumidores inmersos en el fenómeno de publicar fotos en internet.

Streetsense, socio de CBRE, ayuda a las marcas a componer espacios que inciten a los consumidores a publicar y compartir contenido en internet. «En último término, los consumidores valoran y recompensan a las marcas que les dan la oportunidad de crear, aumentar y enriquecer sus propias marcas personales en las redes sociales y en las apps en las que comparten las imágenes», dice Chris Delucchi, responsable de gestión de compromiso de marca de Streetsense.

 

 

«Toda marca o lugar de éxito debe crear un vínculo emocional con el consumidor. Y eso lo conseguimos al combinar la experiencia virtual con la física, que a su vez lleva a la marca a alcanzar sus objetivos: reputación, interés, valoración, visitas y veneración. En un sentido más amplio, un consumidor que expone su experiencia en las redes sociales da fe de la fuerza de ese entorno que se ha construido. Debemos tener siempre en cuenta la experiencia final del usuario y el alcance en las redes sociales vendrá solo».

 

UN FESTIVAL PARA LA VISTA

Cuando en 2016 Kellogg’s abrió su cereal bar en Manhattan, una de las prioridades fue diseñar un espacio que animara a utilizar las redes sociales y que enganchara a los consumidores.

«Queríamos que la gente se sintiera como en casa en cuanto entrara, que se sintiera en un lugar en el que descansar, estar con los amigos, comer y ser creativos», apunta Sandra Di Capua, socia de Kellogg’s NYC. «Gran parte de la estética de Kellogg’s es extremadamente fotogénica, desde los propios cereales hasta nuestros más de 30 toppings personalizables. Nos encontramos en pleno apogeo de la fotografía gastronómica, y pocas cosas son tan fotogénicas como un bonito bol de leche con cereales».

 

Kellogs3

Galería de Kellogg’s en Nueva York. Imagen facilitada por Kellogg’s

Para conseguir esos maravillosos desayunos y platos, el atrezo y la iluminación desempeñan un papel fundamental.

«Casi todas las áreas de nuestro café tienen algo que las hace visualmente atractivas y que lleva a la gente a querer capturar el momento que ha disfrutado en nuestro espacio», dice Di Capua. «Hemos llenado las estanterías con todo tipo de servilletas, recipientes, manteles individuales, cucharas, objetos vintage de Kellogg’s y juguetes; todos están ahí para que puedan mezclarse y reflejar el punto de vista personal de cada cliente. También hemos alumbrado ese rincón con iluminación fotográfica profesional, por lo que una cámara de un teléfono básico puede sacar fotos que parezcan de estudio».

Un espacio cool no solo puede conseguir que los clientes desenfunden las cámaras, sino que puede mejorar la experiencia culinaria en general.

¿QUÉ OCURRE CON LAS OFICINAS?

Al igual que lo están haciendo los establecimientos comerciales, sobre todo los restaurantes, las oficinas se sumarán al carro de la “belleza”. Ya, desde hace tiempo, las empresas están trabajando por crear espacios de trabajo donde los empleados se sientan felices y representados, cuidando con mimo cada detalle. Sacar la foto, subirla a redes sociales y compartirla con familia y amigos solo es cuestión de tiempo. Sin duda, la el diseño del espacio y las redes sociales se convierten por tanto en un aliado clave no solo para impulsar la marca y el posicionamiento de las empresas, sino también para fomentar el compromiso de los empleados.

oficina instagram

Oficinas CBRE España

OFICINA INSTAGRAM 1

Evento organizado por CBRE España

 

Te puede interesar también:
Descubre el poder de la biofilia en los espacios de trabajo

EL FUTURO DE LAS REDES SOCIALES Y DE LOS ESPACIOS

La tecnología se mueve a una velocidad de vértigo, y la evolución de las redes sociales y de sus plataformas la llevará a metamorfosearse en medios mucho más inmersivos. Por eso, las marcas, los publicistas y los promotores han de ser lo suficientemente ágiles como para interiorizar tales innovaciones.

«Unas experiencias cuidadosamente concebidas influirán en nuestra capacidad futura de conseguir la interacción social, la demanda y la fidelidad del consumidor hacia las instalaciones», apunta Delucchi de Streetsense

«Los consumidores buscan conectar con marcas y lugares a un nivel humano y auténtico, por lo que construir comunidades, establecer vínculos con los vecinos, solicitar feedback y crear experiencias únicas serán acciones clave, debido a que la gente hoy en día confía en sus conocidos y en los contenidos originales más que en las noticias o en el marketing».

Ya sea con un plato vistoso o con restaurantes con un diseño animado, en esta era digital, las marcas y los promotores deben velar por que todos los rincones y recovecos de sus establecimientos queden bien en el primer plano de una instantánea.

 

¿Cómo de “instagrameable” es tu espacio?
4.33 (86.67%) 3 votos