Artículo de Nacho Palou, Microsiervos

 

Los nuevos materiales y técnicas de fabricación están inspirando el desarrollo de viviendas y construcciones prefabricadas que son funcionales, atractivas y energéticamente eficientes. Eso, unido a la construcción modular permite reducir los costes en la construcción y mantenimiento, además de ofrecer la flexibilidad de adaptar el diseño de las viviendas, oficinas o establecimientos, y también su ubicación, conforme cambian las necesidades de los propietarios.

Coodo, viviendas prefabricadas modulares que adaptan su función y su tamaño a las necesidades del propietario

Un ejemplo es el sistema de viviendas modular de la compañía alemana Coodo. Los módulos prefabricados consisten en unos atractivos bloques rectangulares de esquinas redondeadas con paredes frontales y posteriores de vidrio templado de alto grosor y resistencia. El tamaño de los módulos permite su transporte por carretera, en camión, hasta su ubicación.

Una vez en su destino, el módulo se descarga y se sujeta al suelo con un sistema de anclaje que minimiza el impacto medioambiental de la construcción y que además permite que en el futuro pueda quitarse y trasladarse a otro lugar. Esta característica de construcción desmontable y temporal posibilita la instalación de las construcciones de Coodo también en espacios donde no es posible realizar construcciones fijas o permanentes, como línea de costa, terreno no urbanizable o espacios de especial protección.

Coodo, viviendas prefabricadas modulares que adaptan su función y su tamaño a las necesidades del propietario

Coodo, viviendas prefabricadas modulares que adaptan su función y su tamaño a las necesidades del propietario

Coodo ofrece diversos tipos de módulos en dos tamaños, de 36 y de 96 metros cuadrados; todos ellos son personalizables en su configuración interior, dependiendo de los gustos y necesidades. La construcción modular permite combinar dos o más módulos en distintas configuraciones, tanto horizontales como verticales, con varias alturas, que Coodo denomina construcciones híbridas.

La aplicación de técnicas de viviendas pasivas reduce significativamente el consumo energético de estas construcciones prefabricadas, utilizando sistemas de ventilación eficientes con filtros electrónicos y materiales de construcción aislantes que son, además, reciclables y no contaminantes. Como objetivo adicional, Coodo aspira a que sus viviendas modulares sean autosuficientes mediante la instalación de paneles solares, aerogeneradores y baterías.

Te puede interesar también:
Las Ramblas: Nuevo destino comercial

Coodo, viviendas prefabricadas modulares que adaptan su función y su tamaño a las necesidades del propietario

La vivienda también dispone de un sistema de gestión que puede controlarse desde el teléfono móvil, incluyendo el equipo de refrigeración y calefacción, el sistema de seguridad, detector de humos, sensor de apertura y cierre de puertas y ventanas, la iluminación y la gestión de energía, entre otros.

Fotos | Coodo

 

Otras entradas de Microsiervos

Paredes móviles para cambiar los espacios de la casa
El creciente uso de contenedores de mercancías en arquitectura
La transformación histórica de las oficinas y su adaptación a las condiciones de trabajo

 

Valora este post