Digitalización en las tiendas


Los retailers responden al e-commerce reforzando sus tiendas, mejorando sus procesos de omnicanalidad e introduciendo tecnologías digitales como armas competitivas. Una encuesta realizada por CBRE a comerciantes revela que un número cada vez mayor se centra en el uso de la tecnología, tanto para mejorar la experiencia de compra como para conocer mejor al cliente. Según la encuesta, el 78% de los retailers está integrando sus tiendas en las redes sociales, el 53% ofrece wifi in-store y el 34% está introduciendo dispositivos interactivos en sus locales.

tecnología en tiendas

Lejos quedan ya los presagios que auguraban la desaparición de las tiendas, estando cada vez más claro que los consumidores quieren utilizar los diferentes canales de venta con la máxima flexibilidad. El “consumidor conectado” elige el “on” y el “off” según le interese y fuerza así a las marcas a trabajar ambos canales con total complementariedad, creando un nuevo orden “phygital”. En este proceso, la tienda está reivindicando su papel central, siendo el canal que permite a los clientes ver, tocar y probar los artículos, además de recibir un servicio personalizado.

De forma natural, los consumidores usan el canal online en paralelo y realizan un creciente número de consultas, compras y gestiones por internet. Como resultado, los clientes optimizan sus visitas a las tiendas, acudiendo con menos frecuencia a ellas, pero aumentando su tiempo de permanencia.

En este entorno, los clientes demandan experiencias de compra destacables, que justifiquen la visita a la tienda física. Los operadores responden a esta tendencia abriendo tiendas flagship  espectaculares, en las que no sólo aumentan la oferta expuesta, sino también son el escaparate en el que muestran nuevas tecnologías y servicios digitales. Las últimas tiendas abiertas por ejemplo por Massimo Dutti, en Barcelona, y Mango, en Madrid, disponen de probadores inteligentes, escaparates comparables, cajas Easy-Check Out y Click & Collect. que mejoran la experiencia de compra y la interacción con el cliente, ahondando en la omnicanalidad.

Te puede interesar también:
Las diez ciudades más atractivas del mundo para vivir

Un aspecto importante del uso de la tecnología es que ayuda a segmentar la clientela, ya que facilita que los comercios ofrezcan una experiencia de compra personalizada y diferenciadora. Un claro ejemplo es la nueva agencia de viajes Pangea en Madrid, que ha abierto una macrotienda enfocada en ofrecer un servicio al más alto nivel y una experiencia a la carta a cada cliente, apoyándose tanto en asesores personales como en tecnología digital.

Los medios digitales están haciendo crecer de forma exponencial la información publicitaria que llega a los consumidores, obligados a lidiar con una ingente cantidad de mensajes comerciales. Las estrategias personalizadas de marketing, por tanto, se antojan como la mejor manera de conseguir la atención del cliente, de diferenciarse y lograr una mayor fidelización. La interacción a través de las redes sociales está siendo una de las prioridades en la agenda tecnológica de los retailers. Además de individualizar los mensajes, los nuevos avances tecnológicos como la impresión 3D y el desarrollo del internet de las cosas permitirán personalizar los propios productos, ahondando en una de las claves del retail del futuro: lograr hacer sentir al consumidor como un cliente único.

 

Valora este post