Artículo de Álvaro Ibáñez (Alvy), Microsiervos

 

Los drones comienzan a ser unos buenos aliados del sector de la construcción por las facilidades y posibilidades que ofrecen. Al igual que su uso en el sector inmobiliario estos ingenios voladores permiten ver las zonas de construcción de una forma diferente, pero hacen mucho más que eso: pueden tomar medidas precisas, calcular superficies y volúmenes y crear modelos 3-D para compartir con otras aplicaciones.

Compañías como la norteamericana SkyWatch ofrecen servicios completos incluyendo drones de distintos modelos, desde los populares Phanthom de DJI a los avanzados Skycatch, con los que un profesional puede sobrevolar las zonas de construcción tomando fotografías o grabando vídeo. Con esos datos en bruto se disparan las posibilidades.

Swiss_Residences_Orthophoto

El software de estos drones permite marcar una zona sobre el mapa y optimizar el área a cubrir con la cámara, pudiendo recorrerla de forma automática o en modo manual – normalmente en menos de 15 minutos, algo que a una persona le llevaría horas. El resultado se monta con un software especial para crear ortofotos: imágenes perfectamente planas donde se corrige la geometría propia de las cámaras, en las que las distancias quedan perfectamente reflejadas.

Con los datos de los drones se pueden tanto medir distancias como calcular superficies o volúmenes: hasta qué lugar ha llegado una excavación, si la distancia al límite de un terreno es correcta o cuantos metros cúbicos de tierra quedan por retirar. Los datos de los drones también sirven para crear modelos 3-D con herramientas especializadas y software CAD: modelos en modo «nube de puntos» o con texturas fotorrealistas, donde las dimensiones son muy exactas (unos 5 cm) y los objetos se pueden manipular fácilmente con la interfaz del ordenador o la tableta.

Te puede interesar también:
Pisos y apartamentos pensados para usuarios de bicicletas

Una de las posibilidades más interesantes es comparar el estado real sobre el terreno con lo que indican los planos. En ocasiones se detectan desviaciones o desplazamientos respecto al lugar por el que circulan canalizaciones, problemas de alineamiento y similares que pueden ser corregidos antes de que sea «demasiado tarde», con el consiguiente ahorro.

Otra de las innovaciones recientes de estos drones es la posibilidad de usarlos con tecnología de inteligencia artificial para identificar los diferentes elementos que hay en las zonas de construcción. Esto incluye vehículos tales como coches, camiones, furgonetas, grúas e incluso el personal de obra o los diferentes elementos de la construcción que están repartidos por el terreno.

Los drones utilizan un software de reconocimiento visual de objetos que proporciona una interesante información logística sobre dónde-está-qué para organizar mejor el trabajo. Quienes trabajan en estas tecnologías creen que además serán una ayuda importante para el momento en que los vehículos autónomos circulen por las zonas de construcción sin ayuda, un futuro quizá no tan lejano.

Fotos y vídeo | Skycatch

Otras entradas de Microsiervos

Viviendas modulares saludables y sostenibles
Elevation: un documental sobre cómo los drones revolucionarán las ciudades y la arquitectura
Viviendas imaginarias para que las inteligencias artificiales aprendan a convivir con nosotros
 

Valora este post