Artículo de Álvaro Ibáñez (Alvy), Microsiervos

 

Además de servir como mero entretenimiento, los drones han evolucionado hasta tal punto que se han convertido en herramientas útiles para muchos trabajos del sector inmobiliario. Calificados por algunos como auténticas “cámaras voladoras” se utilizan de forma habitual para el rodaje de películas, gracias a que van equipados con sensores que nada tienen que envidiar muchas veces a una cámara convencional.

daniel-wirtz-369005

Entre las diversas aplicaciones en que más relevancia están teniendo en el sector destacan las siguientes:

  • Un márketing diferente – Utilizando las imágenes captadas por los drones se pueden lograr fotografías y vídeos únicos desde el aire, que tradicionalmente han estado reservados a complicados y caros servicios fotográficos desde globos o avionetas. Las tomas de vídeo permiten crear montajes sencillos, pero bastante espectaculares de las vistas de los edificios y su entorno, especialmente si las viviendas son grandes, están ubicadas en terrenos llamativos, rodeadas de zonas verdes, cerca de parques o junto a la playa. Además, pueden realizar fácilmente «recorridos» por la zona.
  • Visualización del entorno comercial – Cuando se trata de locales y edificios comerciales a veces es difícil entender exactamente cómo es el entorno sin acudir en persona. Una grabación “a vista de dron” facilita este trabajo, mostrando las propiedades y su ubicación real “a vista de pájaro”, y puede ser una aportación muy diferencial en cualquier catálogo de locales comerciales.
  • Inspección técnica de edificios – Los drones pueden acceder fácilmente a lugares altos y peligrosos, a los que de otro modo se tardaría horas en acceder. En pocos minutos pueden estar sobrevolando el tejado de una vivienda en busca de cualquier desperfecto debido a las lluvias, nieve o viento y lo mismo se aplica a las fachadas, ventanas y demás. A nivel más avanzado hay empresas que ya están utilizando drones para las inspecciones técnicas de edificios (ITE); en el mundo de la ingeniería se están utilizando para vigilar y revisar todo tipo de infraestructuras: complejos industriales, viaductos y otras estructuras de difícil acceso.
  • Preparación de visualizaciones – Los drones facilitan la labor de la elaboración de planos tanto de viviendas como de parcelas y en ocasiones se pueden utilizar también para crear visualizaciones más completas en 3D de las edificaciones y el terreno circundante.
Te puede interesar también:
Cómo la inteligencia artificial puede ayudar a elegir una vivienda

Lo mejor de todo es que muchas de estas actividades realizadas con drones son tremendamente económicas: los equipos se pueden comprar o alquilar, muchos por menos de 1.000 euros, con una calidad más que aceptable. Hay empresas especializadas que ofrecen sus servicios alquilando tanto aparatos más profesionales como los servicios de “pilotos de drones”. El resultado son fotografías y vídeos tanto espectaculares como útiles.

Hay que recordar que el uso de drones en España requiere una licencia y permisos especiales dependiendo de los vuelos que se vayan a realizar. Los particulares pueden usarlos sin licencia como mero hobby (si no pesan más de 2 kg), pero no pueden volarlos a más de 120 metros de altura ni en zonas urbanas, sobre aglomeraciones de personas, de noche, ni cerca de aeropuertos o lugares donde haya aeronaves. Son unas reglas más bien de sentido común, que los profesionales del sector conocen bien y se han de tener en cuenta antes de realizar cualquier actividad.

Foto | Drone View (CC) Lance Asper @ Unsplash; Drone (CC) Daniel Wirtz @ Unsplash

 

Otras entradas de Microsiervos

La transformación tecnológica de los nuevos edificios sostenibles de Madrid
La impresión 3D facilita y abarata la construcción de edificios
El edificio de madera más alto de Barcelona: vivienda sostenible y eficiente

 

Valora este post