Artículo de Álvaro Ibáñez (Alvy), Microsiervos

 

Algunos edificios son oportunidades únicas. Y poder diseñarlos, construirlos o decorarlos de una forma concreta permite llevarlos mucho más allá de lo que es su función original. Este es el caso del nuevo edificio de las oficinas de Grupo Lego, el fabricante danés de juguetes más conocido por sus kits de construcción de plástico. Porque si una empresa necesita una nueva sede, ¿por qué no hacer un “edificio de marca” en vez de una mera y aburrida nueva oficina de cristal?

El encargo le llegó al grupo Grupo Bjarke Ingels, que planteó que el propio edificio tuviera la forma y proporciones de los bloques de Lego que han hecho universal a la marca. Tan coloridos como los originales –de hecho incluso con las mismas tonalidades– el edificio está formado por 21 “bloques rectangulares” sobre los cuales hay una enorme pieza de Lego de 4×2.

Lego House / BIG-Lego

Utilizar estos elementos confiere al edificio un aspecto peculiar, familiar y agradable: los mismos colores a los que todos estamos acostumbrados desde niños. En la cima, lo que han denominado la “piedra angular”, en su sentido más universal: como la que mantiene “unidas” todas las zonas del edificio como la propia base del negocio juguetero.

El edificio utiliza un poco de la llamada psicología del color: amarillo = emocional, verde = social, azul = cognitivo… De modo que a medida que la gente se mueve por el edificio puede encontrar zonas acorde con estas ideas: salas de reuniones, zonas de trabajo, despachos, aulas… Las vistas que han publicado en YouTube a vista de dron son realmente espectaculares.

Te puede interesar también:
Barómetro inmobiliario: ¿Qué ocurrirá en el sector en 2017?

El edificio tiene una “plaza pública” de casi 200 metros cuadrados; la planta baja es el lugar en el que se ubica la clásica Tienda Lego además de tres restaurantes y un aula para conferencias. En su interior algunas zonas tienen paredes y escaleras con aspecto y colores de piezas, donde las proporciones 5:5:6 de cada “cubo” individual original se multiplican armoniosamente para formar diversas estructuras.

lego-kit

Otro de los extras de haber diseñado el edificio con tan peculiar estructura es que Lego ha podido preparar un Kit especial para su colección Arquitectura Lego House: el propio edificio en una caja de construcción con 774 piezas estándar, los mismos colores y un montaje relativamente sencillo. Un kit que se puede comprar en el mismo edificio en que se concibió, compuesto por las piezas a escala que conforman el propio edificio… Una idea tan enrevesada como divertida.

 

Otras entradas de Microsiervos

La importancia del wifi en las viviendas del futuro
La magia tecnológica de la creación de planos a partir de fotografías de viviendas
Mobiliario robotizado para mejorar la habitabilidad en espacios pequeños

 

Un edificio que también es un kit de construcción de Lego
5 (100%) 2 votos