Artículo de Álvaro Ibáñez (Alvy), Microsiervos

 

Este documental de 17 minutos titulado Elevation es una producción de Dezeen, una conocida publicación sobre el mundo de la arquitectura, el diseño de interiores y la tecnología. Los protagonistas son los drones, esos pequeños aparatos voladores que llegaron a nuestras vidas hace algunos años y que van a cambiar la forma en que concebimos las ciudades, su arquitectura y su ingeniería. Es una especie de “visita al futuro” a través de imágenes y entrevistas a arquitectos, ingenieros y expertos en tecnología y otros campos, incluyendo a algunos de la talla del mismísimo Norman Foster.

Todos coinciden en que los drones cambian las “reglas del juego” de la arquitectura, la construcción y las propias ciudades en muchos aspectos. Son como un “ojo extra” que permite ver los escenarios naturales de otra forma, de apreciar detalles arquitectónicos que antes pasaban desapercibidos y de realizar trabajos que para las personas resultaban complicados o casi imposibles –como realizar inspecciones técnicas de infraestructuras rápidamente. Los arquitectos valoran especialmente poder echar un vistazo “desde las alturas” con sus cámaras a las zonas arboladas antes de empezar a trabajar, así como los detallados modelos 3D que pueden proporcionar con sus mediciones.

El término que mejor describe el antes y el después de los drones es tecnología disruptiva. Según estos expertos están llamados a modificar muchas cosas que actualmente damos por hechas en las ciudades y a integrarse de forma tan profunda como hoy lo están los camiones de la basura o los motoristas que reparten pizzas y que tan normales nos parecen. Los drones muchas veces pueden “ver lo invisible” desde las alturas; también zonas para moverse que están normalmente desocupadas –algo que de algún modo habrá que regular. Porque habiendo drones de todos los tamaños, para realizar reparto de cajas, obtener imágenes o incluso transportar personas, más vale que se organicen pronto esas “autopistas del cielo”, como las denomina Foster.

Elevation también aborda el papel de los drones en los procesos de construcción: cómo ya se han usado drones para construir experimentalmente puentes de cuerda y otros materiales (en complicadas danzas aéreas que un equipo de personas no podría realizar) o incluso cómo algunos pueden levantar ladrillos y edificar pieza a pieza una construcción. Una palabra clave en todo esto es precisión: no sólo son capaces de ejecutar el trabajo con extremada finura; también pueden comprobar que los trabajos que realizan otros robots o las personas encajan con los planos y tienen las medidas adecuadas.

Te puede interesar también:
De las megaciudades a las ciudades globales

Respecto a los edificios del futuro los arquitectos explica cómo del mismo modo que la llegada del coche o el metro a las ciudades supuso un replanteamiento de las estructuras, otro tanto sucederá con los drones. Será importante contar con azoteas y balcones habilitados para que puedan acceder fácilmente y hay incluso quien plantea edificios completos a modo de “parkings de drones” en los que puedan recargarse y actúen como concentradores de la actividad –sobre todo cuando los “taxis-drones” con capacidad de transportar pasajeros empiecen a ser habituales. Algunos pequeños pueblos alejados de la civilización podrían incluso priorizar construcciones adecuadas para drones si resultan más prácticos y baratos que construir carreteras convencionales.

Naturalmente, también hay quien está estudiando otros aspectos de cómo será esta convivencia de personas y drones en las ciudades del futuro: cuestiones sobre la privacidad, el ruido o la seguridad, que tendrán que definirse más claramente porque preocupan a la gente. Mientras todo esto llega –y dependiendo de qué pueden pasar uno, cinco o quizá diez o veinte años– qué mejor forma que ponerse rápidamente al día echando un vistazo a este documental, que además tiene una excelente calidad de producción.

Foto | Dezeen

Otras entradas de Microsiervos

Rascacielos plegables para dar refugio en situaciones de emergencia
Aparcamientos inteligentes gracias a la visión artificial
A qué aspiran quienes utilizan un “tercer lugar de trabajo”
 

Valora este post