Espacios saludables, la nueva prioridad