España, referente para las grandes marcas internacionales