Artículo de Beatriz García, arquitecta de interiores en CBRE

 

Esta teoría, muy utilizada por expertos en el diseño de negocios, analiza las reacciones humanas ante estímulos como el color y, por ello, nos ha ayudado a conocer los efectos psicológicos que puede tener el color en las personas que utilizan un espacio de trabajo determinado.

 ¿Qué color debo utilizar si deseo generar una reacción determinada? ¿Debe haber un color predominante?

Uso de los colores en función de las emociones que pueden generar en los empleados

A continuación analizamos, a través de ejemplos de oficinas:

Rojo

Es el color de la sangre y el fuego, sugiere acción, impulso; es el color del movimiento y la vitalidad. Se debe de usar en pequeñas cantidades ya que puede provocar sensación de estrés. Por ello, es recomendable utilizarlo en áreas donde el empleado no esté un largo periodo de tiempo.

rojo

Fotografía de Dezeen

 

Amarillo

Es el color del Sol. Para Goethe posee una condición alegre, risueña, es el color del optimismo. Las empresas que utilizan amarillos pueden crear sensación de felicidad. Psicológicamente, es un color que aumenta la autoestima, ya que se asocia con el optimismo. En cualquier caso, pese a todas sus connotaciones positivas, es recomendable utilizar el amarillo con moderación.

amarillo

Fotografía de Office  Snapshots

 

Verde

Es el color predominante en la naturaleza, por lo que resulta muy relajante. Si estás buscando ideas para tu negocio, la nueva tendencia es la Biofilia: pinta zonas de tus oficinas de verde, añade plantas vivas, materiales o elementos que te sugieran naturaleza.

Según un estudio publicado en el boletín Personality and Social Psychology se encontró que existe una relación entre el color verde y la creatividad. En el estudio, los participantes que tenían a la vista algo verde mostraron ser más productivos y creativos.

verde

Oficinas de CBRE Madrid

Azul

Es el color de la inteligencia, la reflexión, la paciencia y quietud. Induce al recogimiento y proporciona una sensación de espacio abierto; es el color del cielo y el mar en calma. Con el azul se consiguen espacios sosegados que invitan al pensamiento.

Te puede interesar también:
Oficinas diseñadas por inteligencia artificial para contentar a todo el mundo

azul

Fotografía de Office Snapshots

Naranja 

Es la combinación del amarillo y el rojo, con lo cual, tiene las cualidades de ambos, pero en menor medida. El naranja usado en pequeñas zonas provoca bienestar y es estimulante. Usado en exceso se torna irritante. La sensación física que causa es el aumento de la temperatura y volumen en los espacios.

naranja

Fotografía de Office Snapshots

Blanco

El blanco se considera la mezcla de todos los colores. Nos evoca a la pureza y a la integridad. Aclara y provoca la sensación de aumentar los volúmenes de los ambientes. Usado en exceso puede causar cansancio visual, ya que es el color de la luz solar que algunos cuerpos reflejan sin descomponerla.

blanco

Fotografía de Dezeen

Negro

Es la ausencia de color, pues absorbe toda la luz sin reflejarla. Al ser el color de la oscuridad total, sólo puede provocar opresión y disminución de los volúmenes; sin embargo, al combinarlo con otros colores puede provocar sensación de elegancia.

negro

Oficinas de CBRE Barcelona

Tonos pasteles 

Los colores pastel usados en paredes y mobiliario te ayudarán a iluminar las oficinas con poca luz o techos muy bajos. Es preferible usarlos con tonos claros como blancos y beige, ya que con colores oscuros contrastarán tus espacios de trabajo y puedes sufrir fatiga visual.

pasteles

Fotografía de Office Napshots

En definitiva, vemos que aunque cada color produce una sensación diferente y cada persona tiene su propia percepción, todos recibimos una reacción emocional ante estos estímulos y, para la mayoría de las personas, tienen alguna asociación con la naturaleza.

  • Los colores fríos, compuestos por el azul y el verde. Son tranquilizantes y sedantes. Dan la sensación de hacer que un lugar parezca más grande.
  • Los colores cálidos, compuestos por el rojo, el amarillo y sus combinaciones. Se consideran estimulantes, alegres y excitantes. Dan la sensación de adelantarse en el plano, como si fuesen más próximos.
  • Los colores neutros (gris y beige) transmiten finura, sobriedad y elegancia.
Goethe, el color… y su aplicación en el diseño de oficinas
5 (100%) 1 voto