Artículo de Nacho Palou, Microsiervos

 

Esta habitación experimental desarrollada por investigadores de Disney Research no tiene enchufes. Sin embargo, dentro de ella se puede cargar el móvil, jugar con un coche teledirigido, encender una lámpara o poner en marcha un ventilador. Todo ello sin necesidad de enchufar cables.

La habitación está provista de un sistema para la transmisión inalámbrica de energía eléctrica, un descubrimiento realizado por Nikola Tesla en 1890. Esta tecnología se basa en la resonancia electromagnética y es algo que probablemente ya conoces y hasta utilizas: algunos teléfonos móviles pueden cargarse con sólo colocarlos en una base, igual que sucede con los cepillos de dientes eléctricos de carga por inducción.

En esta habitación el móvil se carga sin sacarlo del bolsillo

La diferencia en este caso es que la transmisión de electricidad dentro de la habitación hace innecesario colocar el móvil o el aparato sobre una base o cerca de una superficie específica. Basta con que esté dentro del perímetro de esa habitación con paredes, suelos y techos de aluminio, en cualquier rincón: la electricidad llega por el aire a todo el volumen de la habitación en forma de campo electromagnético de baja frecuencia.

La emisión se genera desde un poste de cobre que hay instalado en el centro de la habitación y cualquier aparato eléctrico que esté provisto de una bobina (“sintonizada” a la misma frecuencia a la que se transmite la electricidad desde el poste de cobre) captará el campo electromagnético y lo convertirá en electricidad

En esta habitación el móvil se carga sin sacarlo del bolsillo

La electricidad transmitida por el aire dentro de la habitación puede proporcionar hasta 1900 vatios de potencia. Ese es el límite antes de que el campo magnético empiece a resultar peligroso, y esa potencia es suficiente para hacer funcionar un par de microondas a su máxima potencia, a la vez. La transmisión de potencias más bajas es inocuo, lo que significa que el principio de la transmisión de electricidad sin cables, por ahora, es más bien aplicable a dispositivos de baja potencia, como teléfonos y otros dispositivos móviles.

Te puede interesar también:
Los beneficios de una vivienda sostenible

 

La habitación que carga el móvil sin sacarlo del bolsillo
5 (100%) 1 voto