LA GRAN VÍA SE TRANSFORMA


En pocos años, la madrileña Gran Vía se ha convertido en uno de los mayores centros de transformación comercial e inmobiliaria de la capital. Siempre ha sido una calle de referencia y representatividad, pero coincidiendo con el fin de la crisis, tanto el sector de high street como el sector hotelero están apostando fuertemente por ella, fomentando una regeneración cada vez más evidente.

“El interés de promotores e inversores es igualmente alto y entre 2014 y 2015 se han contabilizado operaciones de inversión inmobiliaria por valor de 1.100 millones de euros.”

Su afluencia la convierte en el blanco perfecto para albergar los buques insignia de las principales marcas de moda y complementos. Además, el tamaño y la representatividad de los edificios de Gran Vía les hacen muy aptos para tiendas flaghip, proporcionándole cierta ventaja sobre la calle Preciados.

Fuente: CBRE

Algunos ejemplos son C&A, que tiene su megastore en un nuevo edificio residencial (número 48); H&M, que ocupa los antiguos cines Avenida (número 37) y Oysho, que ha ampliado su espacio (número 31)  incorporando el local vecino y convirtiéndolo en un flagship store. Pero sin duda el ejemplo más sonado es evidentemente Primark, cuyo nuevo buque insignia ocupa cinco plantas del edificio Gran Vía 32, y que ya ha batido récords de afluencia.

“El tramo entre Callao y Plaza de España es, por su tipología, el más propicio para lograr una extensión de la zona prime.”

También estamos viendo nuevas entradas de operadores como Parfois y Tous (números 42 y 38) en otoño de 2015, así como las aperturas de Adidas y Nyx (números 21 y 36) en primavera de 2016  y del primer establecimiento en España de la hamburguesería americana Five Guys (número 44), prevista para noviembre 2016.

Te puede interesar también:
Healthy New Year!

Los tramos menos prime de Gran Vía no se han quedado atrás y también están cambiando, aunque con un menor protagonismo por parte de operadores de moda. En la parte más cercana a la calle Alcalá se han incorporado operadores de hogar (Ale-Hop, Muy Mucho), y han abierto nuevos hoteles, restaurantes y el Casino Gran Vía. También se instaló New Balance en el número 15, creando una posible sinergia con la tienda de Adidas.

El tramo entre Callao y Plaza de España es la parte que menos cambios ha experimentado, y la mencionada entrada de C&A es la operación más destacada. Durante el año 2015 ha habido además varias incorporaciones de restaurantes, con las aperturas de Txapela y La Cervecería Estrella Galicia (juntos en el número 64) proporcionando un salto de calidad en la oferta de restauración. A principios de 2016 abrieron en este tramo tiendas de Druni (número 61) y de Ale-Hop (número 74) y este último dispone ahora de dos establecimientos en Gran Vía.

“No hay más que pasearse por la Gran Vía cualquier día del año a cualquier hora para ver cómo el tráfico peatonal de esta calle ha cambiado en los últimos meses. Con la transformación de la parte prime convertida en un gran éxito, no hay duda de que la Gran Vía está en su máximo esplendor.”

Puedes ampliar la información en el informe Temporada Retail 2015-2016 de CBRE.

LA GRAN VÍA SE TRANSFORMA
5 (100%) 1 voto