Artículo de Nacho Palou, Microsiervos

 

“El crecimiento descontrolado de las ciudades es insalubre” según expertos que han participado en el noveno World Urban Forum (WUF), celebrado en Kuala Lumpur. Promovido por las Naciones Unidas, el foro internacional reunió a miles participantes de 165 países con el fin de debatir medidas concretas para lograr un mejor desarrollo de las ciudades y de los entornos urbanos.

Según los expertos existe una relación entre el desarrollo sostenible y la salud, por lo que la salud y el bienestar deben ser prioritarios en la planificación urbana. El crecimiento de entornos urbanos inclusivos y equitativos debe contemplar desde el desarrollo de las viviendas y de entornos públicos, como parques, de infraestructuras de suministro y saneamiento, de transporte y hasta la reducción de las emisiones contaminantes. “La salud no es sólo un indicador del progreso, también es un motor fundamental del desarrollo sostenible”, según la Organización Mundial de la Salud.

La importancia de la salud y del bienestar en el desarrollo urbano sostenible

Se calcula que para 2050 habrá 2.500 millones de personas más viviendo en ciudades, lo que hará necesario adaptar las infraestructuras y adecuar los servicios. Esta demanda “está incrementando la demanda de viviendas, alimentos y otros recursos” necesarios para satisfacer las necesidades básicas. Además, cada vez más habitantes urbanos están llevando un estilo de vida sedentario, contribuyendo al aumento de la obesidad y de las enfermedades asociadas al sedentarismo, y en algunos lugares persiste e incluso crece la desigualdad en el acceso a los servicios básicos de salud.

También deben tenerse en cuenta, entre otros, factores como el envejecimiento de la población, la prestación de servicios para la población migrante o la necesidad de satisfacer la creciente demanda energética, reduciendo al mismo tiempo las emisiones de gases de efecto invernadero.

Te puede interesar también:
Millennials, ¿forzados a alquilar?

La importancia de la salud y del bienestar en el desarrollo urbano sostenible

En este sentido la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible de Naciones Unidas propone priorizar la movilidad en bicicleta y a pie en las ciudades. Una mayor actividad física deriva en múltiples beneficios para la salud y reduce la contaminación del aire, un problema que a efectos de impacto directo sobre la salud se resuelve de manera local y al que se le atribuyen más de 15.000 muertes sólo en España cada año, y hasta 8 millones en todo el mundo.

La agenda también promueve la reducción del impacto ambiental de las ciudades, el desarrollo “resiliente” (ciudades capaces de resistir y de sobreponerse a desastres naturales) y la preservación de la naturaleza dentro de las ciudades con el fin de “garantizar que todos los seres humanos puedan disfrutar de vidas prósperas y satisfactorias, y que el progreso económico, social y tecnológico se produzca en armonía con la naturaleza.” Según The Conversation sólo de esta manera lograremos verdaderas mejoras en el bienestar.

Fotos | Robert Collins, Lian Jonkman y Rob Bye, en Unsplash.

Otras entradas de Microsiervos

Cinco aspectos siempre valorados del coffee room de una oficina
Revitalización tecno para lugares de trabajo
Barreras inspiradas en el origami contra la contaminación acústica en las ciudades
 

Valora este post