La impresión 3D facilita y abarata la construcción de edificios