Las energías renovables dejan su huella