Las mejores ciudades también son grandes marcas globales