El 80% de los millennials españoles piensa que su generación está forzada a alquilar ya que consideran que comprar está fuera de su alcance.

De hecho, la baja probabilidad de que los millennials españoles vayan a adquirir una vivienda en propiedad en el futuro es comprensible a raíz de que sólo el 34% de los encuestados tiene un trabajo a tiempo completo, frente al 61% a nivel global.

La realidad en España en cuanto a la vivienda, frente a la de otros países, es que el 61% de los millennials vive con sus padres (a nivel global esta cifra no llega al 50%) y en su mayoría opinan que emanciparse supondría un sacrificio en su estilo de vida. Por su parte, solo 1 de cada 4 jóvenes independizados tiene una casa en propiedad.

En este sentido, las razones de los millennials españoles para preferir el alquiler respecto a la propiedad son, además de los motivos financieros, el rechazo al compromiso que supone una hipoteca y la libertad y flexibilidad que les proporciona el alquiler a la hora de cambiar de domicilio, sobre todo en un contexto donde la movilidad laboral cobra un gran protagonismo.

Infografias millennials vivienda

IMPLICACIONES PARA EL SECTOR INMOBILIARIO

Los Millennials españoles quieren emanciparse tanto o más que los jóvenes de otros países pero tardan más en poder hacerlo por la brecha que existe entre el mercado inmobiliario y sus posibilidades económicas. Muchos Millennials que viven o piensan vivir de alquiler quizás no lo harían si pudieran aspirar a ser propietarios, pero en cualquier caso son, sin duda, una generación con mayor foco en la “vivencia-experiencia” que lo que fueron las generaciones anteriores con mayor gusto por el “ahorro-propiedad”.

Te puede interesar también:
Redibujando Barcelona

En este contexto, ya se está viendo el creciente interés por parte de inversores profesionales centrados en el sector de la vivienda en alquiler.

“las socimis podrían tener un papel muy relevante en el futuro, tal como lo tienen en otros países europeos donde el parque de viviendas en alquiler es mucho mayor que en España”. Lola Martínez Brioso, directora de Research de CBRE España.

En el lado de la oferta, la provisión de vivienda es otro de los factores determinantes en el proceso de emancipación de los jóvenes. El efecto de la atracción creciente que tienen las grandes ciudades, junto a la baja actividad constructora registrada en España a raíz de la crisis, hace que se note un aumento en los precios de alquiler de las principales ciudades españolas, con Barcelona y Madrid a la cabeza.

Una mayor oferta de vivienda de alquiler, de calidad, adaptada a las necesidades y posibilidades económicas de los jóvenes, tanto en tamaño (viviendas más pequeñas y económicas) como en localización (bien comunicadas) les facilitaría el camino a esa independencia que la mayoría desea. En el lado de la compra, sería preciso una mayor flexibilidad por parte de las entidades financieras en las condiciones hipotecarias de los que compran casa por primera vez.

 

 

Millennials, ¿forzados a alquilar?
5 (100%) 1 voto