Artículo de Nacho Palou, Microsiervos

 

El blog Artistic Odyssey dedica una entrada a este pequeño apartamento reformado por el arquitecto Manuel Ocaña. Localizado al oeste del centro urbano de Madrid, el apartamento de 51 m2 recurre a tabiques de vidrio para dividir las estancias y zonas de la vivienda, que cuenta con tres espacios comprendidos entre dos columnas y los muros de carga.
Un pequeño apartamento con tabiques de cristal
Los paneles y puertas de cristal llegan hasta el techo y proporcionan más luz natural a toda la residencia, creando la ilusión de que la vivienda tiene una superficie mucho mayor. “El uso de divisiones de vidrio en todo el espacio es poco convencional, pero tiene un innegable atractivo visual y es una solución económica para espacios pequeños”, explican en Artistic Odyssey. Prueba de ellos es que la reforma contó con un presupuesto total de 35.000 euros.
Un pequeño apartamento con tabiques de cristal
Uno de los objetivos de los diseñadores era lograr que el espacio, además de amplio y luminoso, fuera capaz de desorientar a pesar de su pequeño tamaño. Para lograrlo “el piso queda compartimentado solamente mediante muebles, vidrieras y con un enorme espejo”, dice el fotógrafo de arquitectura Miguel de Guzmán, autor de las fotografías.
Un pequeño apartamento con tabiques de cristal
En total, se utilizaron 166 cristales estrechos, de tres milímetros de grosor. Según explica Miguel de Guzmán, para conseguir la transparencia y antireflexión que no se logra con vidrios más grueso, laminados o con cámara de aire. El resultado es un precioso apartamento, luminoso, práctico y bastante inusual. Hay más fotografías en la web ImagenSubliminal.

Últimas entradas de Microsiervos

Las oficinas de las series de TV, recreadas en 3D
Cómo organizar un apartamento usando una impresora 3D
Las combinaciones ideales de color de Le Corbusier

 

Valora este post