Por qué las ‘flagship stores’ han cambiado la experiencia de comprar en una tienda