Artículo en inglés en Blue Print de CBRE

No es de extrañar que el comercio tradicional (tiendas físicas) haya tenido que transformarse de manera considerable durante los últimos años para seguir el ritmo de unos consumidores cuya demanda se encuentra en continua evolución. La creciente incidencia de las compras por internet y sus ventajas (envío gratuito, grandes descuentos, un sinfín de opciones) hace que las marcas tengan que volverse creativas para convencer a los clientes de que entren a gastar dinero en las tiendas. Sin embargo, al incorporar nuevas experiencias, como la realidad virtual, la robótica o grandes marcas que ofrecen algo diferente, entre otras, la industria ha logrado mantener su posición. Ahora, una nueva tendencia minorista empieza a afianzarse en todo el mundo, ya que el consumidor actual apuesta por el bienestar.

«El consumidor actual apuesta por el bienestar. Esta transformación resulta evidente en las nuevas tecnologías, productos y servicios relacionados con el bienestar, dirigidos a satisfacer a un consumidor informado y comprometido con este concepto», señala Jim Holbrook, CEO de Daymon Worldwide, experto internacional en retail, en el informe de la compañía sobre tendencias What’s Next in Wellness.

«Si los operadores comerciales no han hecho aún del bienestar una prioridad esencial, o si no saben con certeza qué les importa de verdad a los consumidores que acuden a las tiendas, han de saber que sus rivales no esperan y que están buscando la manera de robarles los clientes». Jim Holbrook, CEO de Daymon Worldwide

El bienestar es la próxima gran tendencia en el sector retail, y por una buena razón: según un estudio del Global Wellness Institute, la industria de la salud y el bienestar supuso en todo el mundo 3,7 billones de dólares en 2015, y desde entonces no ha dejado de crecer. No es de extrañar que las marcas de prestigio estén intentando sacar provecho de esta tendencia creando experiencias únicas de bienestar para sus clientes.

 

SAKS FIFTH AVENUE, EN NUEVA YORK

Saks Fifth Avenue, fundada en 1924, quizá no sea lo primero que se nos viene a la mente cuando pensamos en comercios dinámicos y que se adaptan a las tendencias. Este titán de los grandes almacenes posee 39 tiendas en 22 estados de Estados Unidos y es sinónimo de retail de lujo. Saks ha conocido gran variedad de transformaciones a lo largo de su historia y ha aprendido a adaptarse en consonancia. Su última adaptación no es otra que unos 1.500 m2 de espacio habilitado para clases deportivas de última generación, servicios sanitarios exclusivos, productos de bienestar especialmente seleccionados y mucho más. Todo ello en la tienda insignia que la marca posee en la Quinta Avenida de Nueva York.

Saks Fith Avenue

Saks Fifth Avenue, en la quinta avenida de New York

 

Te puede interesar también:
El futuro de los entornos de trabajo en el sector legal

«En Saks tenemos una dilatada experiencia en la creación de entornos revolucionarios y sensoriales en nuestras tiendas. En 1935, se construyó una pista de esquí dentro de la tienda de la Quinta Avenida para ofrecer clases de este deporte. Saks Wellery, nuestra última tienda conceptual, se centra exclusivamente en el bienestar y continúa la tradición de la marca de llevar las compras a otro nivel mediante la creación de experiencias emocionantes para el cliente», señaló Tracy Margolies, directora comercial de Saks Fifth Avenue, en una nota de prensa en la que se anunciaba la nueva iniciativa. «Queremos que Saks Wellery se convierta en un santuario para nuestros clientes, un lugar en el que encontrar la paz y el descanso en medio de esta ajetreada ciudad».

En el segundo piso del histórico inmueble en el que se ubica Saks Wellery, los clientes pueden apuntarse a una clase de gimnasia en ConBody. Después, pueden disfrutar de una sesión de terapia con sal seca en la Breathe Salt Room, hacerse la manicura mientras meditan con un guía o someterse a un tratamiento para modelar el cuerpo de forma no invasiva en CoolSculpting. La empresa espera que al hacer que los clientes participen en eventos de bienestar, se queden después echando una ojeada por las estanterías.

 

OTROS EJEMPLOS EUROPEOS

El centro comercial Selfridges de Londres cuenta con un departamento completo, llamado Body Studio, que ofrece a los clientes un amplio abanico de servicios, desde clases de ciclismo de alta intensidad hasta charlas y debates sobre  fitness en el saludable café de la tienda. Y en Berlín, Adidas ha abierto una tienda RunBase que combina a la perfección fitness y retail. El espacio ofrece clases deportivas y cuenta con fisioterapeutas, un restaurante de alimentos saludables y una tienda privada de zapatillas de running en la que podemos probar las zapatillas con dispositivos de seguimiento y en la que un vendedor especializado evaluará nuestro rendimiento.

body-studio-entrance-department-store-lighting-nulty

Body Studio, espacio en el centro comercial Selfridges de Londres

 

Por qué el retail se apunta a la tendencia del bienestar
4 (80%) 2 votos