Artículo de Álvaro Ibáñez (Alvy), Microsiervos

 

Muchas ciudades, a través de las que transcurren ríos, se enfrentan a todo un reto a la hora de recuperar y revitalizar las áreas menos utilizadas, y en muchas ocasiones desfavorecidas, que pueblan sus márgenes. Con ideas como carriles bici, jardines, paseos y áreas deportivas, muchas de las zonas colindantes reviven para volverse competitivas de nuevo.

Proyecto / Río de Los Ángeles

Los proyectos de este tipo suelen ser realmente enormes, pero también sus beneficios. Muchos han requerido años o décadas tras su concepción; algunos provienen de mediados del siglo XX. En algunas actuaciones, como la que se pretende llevar a cabo en Los Ángeles, se han pedido propuestas a siete estudios de arquitectura, a quienes se asignó una zona concreta de una milla dentro de un plan común.

ValenciaTuria

En España también tenemos excelentes ejemplos: el Parque Madrid Río recuperó el río Manzanares entre 2006 y 2011. Básicamente se trataba de una zona del río de unos 6 km bajo la que quedó enterrada la autopista de circunvalación M-30; por encima se recuperó el cauce del río y se crearon sendas, parques y otras instalaciones. En Valencia, la Gran Riada de 1957 obligó a desviar el cauce del Turia, requiriendo una gigantesca actuación urbanística en años posteriores. El antiguo cauce se reconvirtió en el Jardín del Turia, de 7 km (el mayor de España de este tipo) sobre el que surgieron puentes, zonas deportivas y lúdico-culturales, con la Ciudad de las Artes y de las Ciencias (construida en los 90) como máximo exponente.

MadridRio

¿Qué puede esperarse de una revitalización? En primer lugar, los ríos se benefician de una descontaminación que normalmente llevan décadas, si no siglos, esperando. El Sena en París o el Támesis en Londres se recuperaron entre los años 60 y 90, años en los que también se trabajó intensamente en los canales de Amsterdam o en el Tajo de Lisboa –hasta la primera década del siglo XXI a veces.

Por otro lado, muchas viviendas son rehabilitadas para adaptarse a los nuevos criterios funcionales, estéticos y medioambientales (en el caso de Madrid se calculó en unas 22.000, situadas en las áreas colindantes del parque Madrid Río). Finalmente, también se produce la renovación de muchas áreas: solares, almacenes o fábricas abandonadas sobre las que se puede finalmente construir; edificios viejos reemplazados por nuevas viviendas, centros comerciales o instalaciones de uso público.

Te puede interesar también:
Mobiliario robotizado para mejorar la habitabilidad en espacios pequeños

LA_River2

Los tipos de instalaciones que suelen surgir con este tipo de transformaciones incluyen grandes parques, sendas para peatones, carriles bici, recorridos adaptados para piragüismo, rocódromos para escalada, campos de deporte, áreas infantiles más vistosas y originales y zonas para patinadores o con equipamiento de gimnasia. Para atender a todos los visitantes en estas zonas se planifican también cafés y restaurantes, fuentes y zonas de recreo. La oferta cultural incluye monumentos, esculturas y edificios para instalaciones específicas (museos, bibliotecas, viveros), además de escenarios para conciertos, áreas de exposiciones y demás.

En esta revitalización urbana tienen un importante papel tanto la administración local como la iniciativa privada y los propios ciudadanos: en muchas de las actuaciones son las asociaciones de vecinos las que marcan algunas de las pautas: a qué se quiere dedicar el espacio, cuáles son las prioridades… En Valencia fue el movimiento “El riu és nostre i el volem verd” (“el río es nuestro y lo queremos verde”) el que tuvo un papel relevante. En el caso de Los Ángeles en California fue una ONG la que propuso el plan para revivir más de 80 km de río, incluyendo la recuperación de la vegetación. El coste del plan completo se calculó en unos 450 millones de dólares. En el caso de la ciudad californiana, desde hace un par de años, ya se pueden disfrutar los primeros tramos; en el futuro se prevé incluso que el río conforme una importante vía de acceso mediante transportes alternativos.

Foto | La Ciudad de las Artes y las Ciencias en El Jardín del Turia (CC) Bas Leenders @ Flickr; Madrid Río (CC) Alvy

Últimas entradas de Microsiervos

Las ciudades serán tan inteligentes como las apps con las que “funcionen”
Un pequeño apartamento con tabiques de cristal
Un dispositivo para manejar aparatos domésticos convencionales desde el teléfono móvil

 

Valora este post