El sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) es uno de los principales motores del mercado de oficinas en España en los últimos años. En concreto, en Madrid es el tercero que más espacio contrata, acaparando el 14% – por detrás de los servicios profesionales (24%) y del sector de Industria y Energía (19%). Por su parte, en Barcelona es el sector que lidera la contratación de oficinas, con un 21% de la demanda. Esto se debe a la alta rentabilidad del sector y sus elevadas tasas de empleabilidad de los últimos años. Esto es lo que se desprende del estudio “El futuro de los entornos de trabajo en el sector TIC” de CBRE.

Actualmente, tanto Madrid como Barcelona son dos grandes focos de talento tecnológico y las empresas TIC están siendo uno de los principales motores de la recuperación de sus mercados de oficinas, que a principios de 2013 tocaron fondo por la crisis. En este sentido, Madrid y Barcelona acogen el 33% y 23% de las empresas TIC de España, respetivamente, seguidas por Andalucía y la Comunidad Valenciana. En la capital, el espacio demandado en los últimos 18 meses asciende hasta los 115.271 m2 y en Barcelona la contratación ha llegado hasta los 114.391 m2. Para Madrid, se han analizado las 120 mayores empresas del sector presentes en la capital que ocupan más de 700.000 m2; y, para Barcelona, el conjunto de las 90 grandes empresas instaladas en más de 270.000 m2 de oficinas.

Imagen1

Fuente: CBRE

 

 

Imagen2

 

¿DÓNDE SE UBICAN?

En cuanto a la ubicación, en Madrid se aprecia que el eje de la A-1 aglutina más del 50% de la superficie total ocupada por estas empresas entre las que se encuentran Telefónica y Huawei. No obstante, el cuadrante noreste acoge a corporaciones de gran tamaño como Orange o Microsoft, que continúan apostando por los parques empresariales de los municipios de Pozuelo y Las Rozas. Asimismo, en el centro de la ciudad sigue siendo la ubicación favorita para empresas de tamaño mediano-pequeño.

En general, la calidad de los edificios que ocupan estas empresas en Madrid es alta o, al menos, media-alta. Aunque, aquellas empresas instaladas en zonas semi-industriales son las que ocupan edificios más antiguos y, por lo general, de calidad inferior.

Contratación oficinas TIC

Fuente CBRE

 

En Barcelona, el centro de la ciudad se convierte en la segunda opción para las empresas del sector TIC aglutinando al 19%, y son prácticamente la mitad las que optan por situarse en el parque empresarial 22@, localizado en el distrito de Sant Martí, en el Poblenou, y que ocupa 200 hectáreas. Este proyecto público-privado se inicia con el objetivo de crear un polo tecnológico, científico y cultural que situase a Barcelona como un referente de la innovación y de la economía a nivel mundial.

Imagen4

Fuente CBRE

 

No es sorprendente que las principales empresas tecnológicas en Barcelona, como Telefónica, Vodafone e Indra, se concentren en el distrito 22@, sustentado en la calidad y representatividad de sus edificios, las buenas conexiones mediante transporte público y la oferta amplia de servicios.

“En Madrid hay una clara polarización entre empresas de los sectores e-commerce o web services, que se decantaban claramente por el centro de la ciudad debido al reducido espacio que necesitan para trabajar, frente al resto de subsectores, que preferían en su mayoría ubicaciones periféricas; en Barcelona, en cambio, se encuentran empresas de cualquier subsector en prácticamente todas las zonas” ha afirmado Iñigo Enrich, consejero director CBRE España y director de Oficinas.

Imagen2

 

Te puede interesar también:
¿Cómo evolucionará el sector inmobiliario español en 2017?

¿Y SI NOS COMPARAMOS CON EUROPA?

En contexto europeo, las dos principales ciudades españolas ocupan el puesto 14 y 9 respectivamente en el European Digital City Index 2016 de un total de 60 analizadas. Dicho indicador mide hasta qué punto las ciudades europeas apoyan el emprendimiento de nuevas empresas digitales. Valencia es la tercera ciudad española que aparece, en el puesto 42 de dicho ranking.

 

grafico1

La crisis ha despertado la vena emprendedora de muchos españoles, como demuestra el auge de la cultura start-up que se vive en España. Así, ser emprendedor o trabajar en una empresa innovadora es algo cada vez más habitual en nuestro país, como muestra el elevado número de espacios de co-working, incubadoras y aceleradoras, tanto públicas como privadas, que se encuentran en las principales ciudades españolas. Nos encontramos ante un escenario de trabajadores cualificados, con nuevas inquietudes y una motivación muy alta por alcanzar el éxito. Ello no ha pasado por alto y según Dealroom, Barcelona y Madrid ocupan el puesto 7 y 8 respectivamente en la tabla de ciudades europeas que atraen mayor volumen de inversores de capital riesgo.

Esta tendencia ha llevado también a las principales universidades, tanto públicas como privadas, a crear sus propios espacios para que los estudiantes puedan materializar sus proyectos, sirviendo de lanzadera pública a las ideas más innovadoras. Universidad y empresa realizan alianzas estratégicas, y ya se ven a algunas de las más vanguardistas en su sector como Telefónica, BBVA, CaixaBank, Abertis, Cellnex o El Corte Inglés, creando clusters de actividad a su alrededor para impulsar su digitalización, que es lo mismo que decir su competitividad.

España, como país avanzado, tiene la oportunidad de posicionarse en los grupos de cabeza de lo que se ha venido a llamar la 4ª Revolución Industrial. Para ello, es preciso una estabilidad política y económica que permita planes que fomenten una mayor inversión en I+D+i, avances en la Agenda Digital Española y adaptar los sistemas educativos a las demandas de un sector intensivo en conocimiento e innovación, entre otras medidas.

 

Imagen2

 

El sector Tecnológico, impulsor del mercado de oficinas
5 (100%) 2 votos