TENDENCIA M-COMMERCE


El smartphone está llamado a ser el medio clave del comercio electrónico en el futuro. El teléfono inteligente no sólo permite comprar desde cualquier lugar, sino también es el dispositivo que el usuario más utiliza para comunicarse con amigos y redes sociales.

La combinación de movilidad y comunicación ha creado nuevos hábitos, intensificando la interacción entre tienda, Internet y usuario. Un ejemplo de cómo el bautizado M-Commerce influye en el comercio offline y on-line lo muestra una encuesta realizada por CBRE en España en 2015 a visitantes de centros comerciales.

El 19% de los encuestados por CBRE afirmó que había comparado precios de tiendas on-line con los precios del centro comercial, y el 9% de ellos realizó compras on-line mientras se encontraba físicamente en un centro comercial.

Imagen1

El M-Commerce arroja ya buenos resultados, teniendo en cuenta que el smartphone lleva pocos años en nuestras vidas. Esto se explica por el hecho que en España su posesión está muy extendida. En la encuesta, el 91% de los participantes disponía de un smartphone y el 66% de una tableta.

La encuesta muestra la tendencia del futuro, con un público muy interactivo entre tiendas físicas y tiendas on-line, contrastando además opiniones en foros de Internet o con amigos en Facebook o Whatsapp, en búsqueda de referencias para la decisión de compra. A través de las redes sociales, las marcas pueden tener acceso continuo a los consumidores, ya que las nuevas generaciones (igual que las tiendas on-line) están ya 24 horas conectadas. La influencia social por tanto irá en aumento y las personas tenderán a convertirse en auténticos gestores de datos, lidiando con la avalancha de información que les llegará.

Te puede interesar también:
¡Nueva estación, Nueva decoración!

Por otra parte, cada vez es menos claro dónde comienza y dónde termina una compra, y es posible que se pierda progresivamente la noción de qué es on y qué es off. El “click adn collect” (comprar on-line y recoger en tienda) ya está cambiando las pautas de la afluencia a centros comerciales y podría tener impacto en las relaciones contractuales entre inquilino y propietario, jugando el asset management de centros comerciales un papel importante en este sentido.

La tendencia del futuro es un público muy interactivo, moviéndose entre tiendas físicas y tiendas on-line, contrastando además opiniones en foros de Internet o con amigos para las decisiones de compra.

 

TENDENCIA M-COMMERCE
5 (100%) 1 voto