TIC-TAC, IFRS16 ya está aquí


En enero de 2016 el IASB publicó una nueva normativa que impactará de forma directa en los contratos de alquiler de muchas compañías: la IFRS 16. Y aunque parecía que aún quedaba mucho tiempo por delante, el tiempo ha volado y la nueva normativa contable ya está aquí.

POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE LA IFRS 16

La nueva norma impactará de lleno en los balances y en la cuenta de resultados de las empresas. En cuanto al balance, se elimina la distinción entre arrendamientos operativos (hasta ahora fuera de balance), y los financieros (dentro de balance). De forma que todos los alquileres para contratos de más de un año y superiores a 5.000 € figurarán en el balance del arrendatario.

Respecto a la cuenta de resultados, actualmente los arrendamientos se incluyen como “Servicios Exteriores”, con su consecuente impacto en el EBITDA. Sin embargo, a partir de 2019, los arrendamientos figurarán como “Amortizaciones” e “Intereses”. Esta nueva contabilización no tendrá impacto en el resultado neto acumulado en la vida del contrato, ni en la caja a pagar cada año.

IFRS 16 va a cambiar la fotografía financiera de las empresas, ya que deberán incorporar al activo y pasivo el valor presente de todos los pagos comprometidos en el contrato de alquiler, por lo que aparentemente tendrán más deuda.

call to action IFRS 16

 

¿A QUÉ ÁREAS DE LA COMPAÑÍA AFECTA LA IFRS 16?

Debido a la IFRS16, por tanto, las compañías aparentemente tendrán más deuda. Y esto inevitablemente impactará en muchos de los aspectos relacionados con la estrategia inmobiliaria, legal, contable o financiera. Veamos algunos ejemplos:

En el balance

¿Cómo impactará en los estados financieros?
¿Tiene sentido comprar en vez de alquilar?

Te puede interesar también:
Barcelona desde el cielo

En la optimización de los activos

¿Voy a tener que ajustar los periodos de alquiler?
¿Cómo va a impactar en mis rentas?
¿Podría optimizar el espacio arrendado?
¿Quién financia las obras, el inquilino o el propietario?

En la financiación

¿Cómo afectará al cálculo de mis covenants financieros?
¿Y a los ratios y condiciones de financiación?
¿Podré renegociar mi deuda?

En el sale & leaseback

¿Todavía son interesantes las operaciones de Sale & Leaseback?
¿Qué otras alternativas tengo?

Debido a todas estas implicaciones, es muy importante que las empresas no solamente se centren en solucionar las implicaciones contables. Es conveniente que tengan en cuenta, además de los aspectos financieros, todas las implicaciones legales e inmobiliarias.

UN EJEMPLO PRÁCTICO: APLICACIÓN DE LA IFRS 16

Imaginemos que una compañía aseguradora instaló en 2014 su sede en un emblemático edificio de Madrid. Para ello, firmó un contrato de arrendamiento operativo de 10 años, 15.000m2, 12€/m2/mes. Hasta el 31 de diciembre de 2018 no habrá impacto en el balance.

Pero a partir de 2019, el escenario cambiará completamente. A la compañía aún le quedarían 5 años de compromiso de arrendamiento, o lo que es lo mismo, 9,61 millones de euros que se reflejarán de golpe en su balance de 2019, y posteriores.

call to action IFRS 16

 

 

Valora este post