Artículo de Nacho Palou, Microsiervos

 

CityNow es el nombre del proyecto bajo el que la compañía japonesa Panasonic está desarrollando tecnologías e infraestructuras en las que aplicar sus propuestas y soluciones para ciudades inteligentes partiendo de la definición de que una “smart city” es aquella que incorpora la tecnología en sus infraestructuras esenciales.

Según Panasonic, “las sociedades modernas se transforman radicalmente con la adopción de dispositivos inteligentes, el procesamiento de datos en tiempo real y el uso de infraestructuras reactivas que proporcionan a los ciudadanos la información y los servicios que les ayudan a llevar vidas más saludables, sostenibles y satisfactorias.”

La nueva microciudad inteligente, de 160 hectáreas (1,6 km2), del tamaño del casco urbano de un pueblo pequeño, se situará en una zona despoblada no muy lejos del aeropuerto de Denver, en EE UU. Allí ya se ha instalado conexión wifi, alumbrado urbano led, sensores de contaminación para la gestión de plazas de aparcamiento, quioscos interactivos y cámaras de seguridad, según PCMagazine.

Una microciudad construida desde cero para definir el futuro de las ciudades inteligentes

La red eléctrica inteligente, que cuenta con paneles solares, gestiona la energía de la ciudad y dispone de una reserva para suministrar electricidad a la ciudad durante tres días en caso de corte de suministro por fallo del sistema o debido a un desastre natural, elevando de este modo el nivel de resiliencia de la ciudad. El concepto de “ciudad resiliente” se refiere a la capacidad que tiene una ciudad para resistir o para recuperarse de una catástrofe natural —como un terremoto— o un acto terrorista. La resiliencia de una ciudad está relacionada con la adopción de tecnologías para la autosuficiencia, la gestión eficiente de sus recursos y su capacidad técnica, un concepto que converge cada vez más con la idea de la ciudad inteligente.

Te puede interesar también:
Mobiliario robotizado para mejorar la habitabilidad en espacios pequeños

A diferencia de las ciudades convencionales, diseñadas para favorece la circulación de vehículos, esta ciudad en construcción está diseñada para albergar soluciones de movilidad basadas en los vehículos conectados y en los coches autónomos. Para esta primavera, mientras la microciudad está en construcción, está prevista la inauguración de una lanzadera que conectará la ciudad con la estación de tren más próxima utilizando un autobús autónomo.

Recientemente Panasonic ha puesto en marcha una ciudad parecida en Japón, llamada Fujisawa, que tiene como prioridad ofrecer a sus residentes un estilo de vida saludable, seguro y sostenible.

Las tecnologías desarrolladas para estas ciudades pueden establecer las bases que sustentarán las nuevas ciudades, y trasladarse también a cualquier otra ciudad ya existente que tenga entre sus objetivos el de garantizar su futuro: “Para que las ciudades sean competitivas en los próximos años —explican— necesitan incorporar las últimas tecnologías, infraestructuras y el Internet de las Cosas (IoT), y deshacerse de las tecnologías obsoletas. No sólo para ahorrar costes y garantizar su sostenibilidad, sino también para ganarse la reputación de ser un lugar con visión de futuro y resultar atractivas para los negocios, los trabajadores y la población adecuada.”

Otras entradas de Microsiervos

A quién pertenecen los datos que generan las smart cities
Viviendas imaginarias para que las inteligencias artificiales aprendan a convivir con nosotros
Almacenar la energía en el hogar: una alternativa de autoabastecimiento
 

Valora este post