Viviendas imaginarias para que las inteligencias artificiales aprendan a convivir con nosotros